Escote a Punto

La piel del escote es muy fina y apenas posee colágeno, la sustancia que mantiene la piel tersa. Los grandes males de esta parte del cuerpo son adelgazar rápidamente y dormir de lado. El sol es su gran enemigo, manchas y pecas se deben a una exposición prolongada sin protección.

Escote a punto solo con tres pasos, de esta manera cuidaras al máximo esta piel que actúa como “sostén natural” y mantiene el pecho en su sitio.

1º Exfoliación. Se recomienda una vez por semana, así eliminas las células muertas, estimulas la regeneración celular y aumentas el colágeno. Al ser una zona sensible, el exfoliante úsalo facial, no corporal, es mas suave.

2º Hidratación. Se merece el mismo trato que el rostro, jabones suaves, tónicos sin alcohol y productos específicos para esta zona. Las cremas con una vez al día serán suficientes, dátelas con un masaje rotatorio en el pecho y en sentido ascendente hasta el cuello.

3º Terso y sin arrugas. Puedes someterle a un tratamiento tensor, mascarillas, ampollas y cosméticos con efecto “lifting”, todo ello para conseguir que tenga el mismo tono que tu rostro.

Un truco que no falla, maquíllalo, aplícate con una brocha gruesa un toque de polvos.

Pecho

Si eres bailarina tu nivel de grasa debe de ser muy bajo. Lo que sucede a menudo, es que a algunas mujeres los senos les crecen de mayor tamaño que a otras. En la estética del ballet la idea de un pecho grande y voluminoso no es el objetivo como en la mayoría de las mujeres, si no por el contrario, las chicas se preocupan porque su pecho no aumente demasiado su volumen.

Las bailarinas deben ser delicadas y un pecho grande no encaja con ese perfil. Además del anti estético efecto rebote que puede producirse en los saltos y con tutús que no permiten el fajado.

Asimismo, una bailarina de ballet debe ser refinadamente sensual, lo que implica utilizar su movimiento y su expresión para destacar su belleza y atractivo,  y no la simpleza de un atributo tan básico como los senos. El ballet es absolutamente sofisticado, no admite actitudes y rasgos primitivos, ni vulgares.

Alguien se imagina a una sílfide con mucho pecho? Desde luego, perdería todo su encanto y elegancia.

Si eres delgada y te sientes incómoda con tus senos, posiblemente debas plantearte una reducción  de pecho de carácter quirúrgico.

Modelo de bailarina. La exquisita belleza de Evgenia Obraztsova.