Consejos para ser una bailarina feliz

  • Intentar no ser obsesiva. Esto significa no tener conductas maniáticas en ningún campo: alimentación, ejercicios, cuerpo …. De hecho, ni te beneficia ni te aporta ningún avance, solo stress y mal humor.
  • No seas perezosa: Hay que asistir a clase todos los días de la semana que te correspondan.
  • Las amigas y el novio pueden esperar. La danza tiene el tiempo contado en la vida activa de una bailarina. Los amigos de verdad nunca se pierden y chicos hay muchos. Eso no implica que conviertas en una monja, pero establece tus prioridades.
  • Trata de mantener una buena relación con tus padres. La carrera de bailarina sería imposible sin la ayuda de nuestros papás, sobre todo cuando eres niña o adolescente.
  • Intenta no acomplejarte por tus defectos. No es fácil ya que somos sumamente perfeccionistas, pero aceptarse a si mismo hará que la gente que te rodea también lo haga.
  • Aliméntate variada y suficientemente: Para hacer clase necesitas energía, y eso te lo proporcionan los alimentos, no la adrenalina
  • No trates de mantener tu peso con dietas vegetarianas, de lo contrario tus músculos acabarán como un flan.  Aprovecha los beneficios de la carne vacuna: energía, hierro, proteínas y sensación de saciedad a largo plazo. Qué más quieres?