Las variaciones

Las variaciones en el ballet clásico hacen referencia a composiciones coreográficas creadas específicamente para ser representadas por un solo bailarín. Podríamos decir que es una danza a solas, ejecutada siempre por primeros bailarines o bailarines solistas.

Cuando llega el momento de las puntas debemos saber que una vez tengamos la base técnica y física necesaria, vendrá más tarde el ejercicio de las variaciones junto al conocimiento y el dominio del repertorio clásico tradicional. En este sentido, el perfeccionamiento técnico resulta imprescindible.

Las variaciones son consideradas como ejercicios eficaces y completos para el entrenamiento de un alumno avanzado, ya que exigen una correcta ejecución y habilidad interpretativa para representar los diferentes roles del ballet. Si bien las mismas están creadas para ser interpretadas por bailarines profesionales, permiten al alumno enfrentar el reto de demostrar talento y virtuosismo tanto técnico como expresivo, estimulando su capacidad y niveles de exigencia.