Ballet, el arte hecho danza

Por Solange Pérez de Alonzo

El bal­let es una expre­sión artís­tica que por su her­mo­sura y ele­gan­cia se con­vierte en una fan­tasía al inter­pre­tarlo. Más allá del “tutú” y las zap­atil­las de salto envuelve habil­i­dades de gran valor.

Dentro de su del­i­cadeza y sus movimien­tos estiliza­dos, el bal­let clásico –que tiene ori­gen en Europa– es una de las más sub­limes for­mas de baile. En su desen­volvimiento, además de bailar, se inter­preta un papel. Se actúa. Por eso es con­sid­er­ado como una “danza teatral”. La may­oría de los bal­lets clási­cos se basan en grandes obras como: Romeo y Juli­eta, Cas­canue­ces, el Lago de los Cisnes, El Qui­jote, entre otros.

Eje­cu­tarlo es una tarea difí­cil que implica concentración.“Querramos o no es una dis­ci­plina (el bal­let) men­tal y física porque es el arte y el atletismo”, señala Car­los Veitía, Direc­tor de La Acad­e­mia Bal­let Concierto Domini­cano. El artista entiende por ello que la mejor edad para empezar está entre los 6 a 8 años. Hay una etapa pre­via para niños de cua­tro años en ade­lante que es un preám­bulo que los ayuda a prepararse para el primer nivel que es: “Donde comien­zan a apren­der bal­let de lleno”. Lo ante­rior es los que lo amer­i­canos lla­man “baby bal­let” y en las acad­e­mias del país se conoce primero como movimiento cre­ativo y luego pre-ballet, clases en las que el pro­fe­sor enseña lo que a su edad el niño está en capaci­dad de asim­i­lar. Lo que no se recomienda es que pase de los 13 años para ini­ciar las clases, ya que hay una serie de fac­tores físi­cos y men­tales que se deben mane­jar en esta etapa: “Es bueno que tanto el niño como la niña ten­gan el tiempo nece­sario para ir adap­tando este pro­ceso men­tal a su cuerpo” afirma Veitía.

Que los infantes ten­gan un con­tacto desde tem­prana edad despierta en ellos una sen­si­bil­i­dad por el arte y las activi­dades cul­tur­ales. “El arte del bal­let es cultura” como acer­tada­mente lo define el tam­bién coreó­grafo. Nos damos cuenta de que el bal­let no es sólo pirue­tas, saltos y flex­i­bil­i­dad. Todo él encierra grandes acon­tec­imien­tos que lo han for­jado y que lo enrique­cen. Es decir, esta danza envuelve en sí misma una evolu­ción histórica y ha tomado “lo mejor de cada siglo”. Por tanto, su prác­tica inyecta en quienes se vuel­can en él toda su sabiduría.

Al mismo tiempo que los niños se conectan con su belleza, les da seguridad. Los ayuda a con­tro­lar el miedo escénico. Adquieren una dis­ci­plina física por los rig­ores de las clases a las que se some­ten; les da un sen­tido de tra­bajo en colec­tivi­dad e indi­vid­ual, al mismo tiempo que les per­mite famil­iar­izarse con la sociedad artís­tica: a enten­der y apren­der lo que es el arte, a ganar cul­tura. Otros espe­cial­is­tas ase­gu­ran que los niños se vuel­ven más seguros de sí mis­mos y que se sien­ten capaces de tomar sus propias decisiones.

Ahora bien, no todos los infantes se iden­ti­f­i­can con el arte clásico o car­gado de dis­ci­plina como lo es el bal­let. Es impor­tante, tal como lo explica Car­los Veitía, obser­var sus habil­i­dades. Cómo acep­tan y asumen todo tipo de indi­ca­ciones en las clases sobre música, ritmo y movimiento: “no todo el mundo asim­ila eso”. Aclara que su sen­si­bil­i­dad (la del mucha­cho o muchacha) no depende nece­sari­a­mente del nivel social al qué pertenece. Desde siem­pre se ha rela­cionado la danza clásica al género femenino. Pero, ¿qué sucede con los varones que sien­tan el deseo de par­tic­i­par? No debe exi­s­tir ningún pre­juicio. El ori­gen del bal­let siem­pre ha sido mas­culino, pero con el tiempo se ha mal enten­dido. El papel del hom­bre es muy dis­tinto al de la mujer en las rep­re­senta­ciones. El varón aprende otros movimien­tos difer­entes en los que se hace pre­sente la fuerza y la agili­dad masculina.

Las lec­ciones en un momento dado se div­i­den para que desde pequeños cada cual entienda su rol. Veitía explica que en muchos lugares las clases son mix­tas, aunque lo apropi­ado es que sean por sep­a­rado, espe­cial­mente en los primeros años. En cierto momento los mez­clan, y no tiene ningún mal, ya que de por sí en la sociedad el hom­bre y la mujer se rela­cio­nan. Pero siem­pre el mae­stro debe ori­en­tar­los a cada uno según su función.

Los padres no deben tener miedo de que su hijo varón quiera bailar. Por el con­trario, debe apo­yarlo, infundirle con­fi­anza y seguri­dad. No es un asunto que deba pre­ocu­par. Lo estético y lo sofisti­cado no tienen que ver nada con la sexualidad.

Un asunto al que sí debe prestársele aten­ción es a la ali­mentación. A los niños no se les exige que ten­gan un peso bajo porque están en una etapa de for­ma­ción. Sí deben con­tro­lar su peso, mantenerlo, pero cuidando de que no desar­rollen enfer­medades como la anorexia o la bulimia, bas­tante fre­cuentes en esta dis­ci­plina. Veitía dice que las exi­gen­cias son hacia los más adul­tos, pero de algún modo no son tan estric­tos pues los pro­fe­sores han enten­dido que debe tener un peso salud­able y no pre­sion­ar­los, pues queda la posi­bil­i­dad de que en vez de bailarín, el estu­di­ante sea un poten­cial pro­fe­sor o coreó­grafo. Por eso no tien­den a dis­crim­i­nar en un primer momento. Es posi­ble que con los entre­namien­tos el cuerpo del niño vaya tomando forma, y su figura mejore lo sufi­ciente para ser bailarín.

El bal­let es, por tanto, una expre­sión abierta para todos los que sien­tan esa magia que cada ser humano lleva dentro. Deja que tus niños sueñen y toquen las puer­tas del arte a través de esta inolvid­able experiencia.

About these ads

2 comentarios en “Ballet, el arte hecho danza

  1. Pingback: 6arte1372263

  2. Pingback: Ballet. Gelacd Cipactli, Academia. | 6arte1372263

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s